Volver
registro de empresas acreditadas

El Registro de empresas acreditadas en la construcción


Comentarios a las obligaciones de las constructoras de inscripción en el REA

La obligación de inscribirse en el registro de empresas acreditadas afecta a todas las empresas contratistas, subcontratistas y trabajadores autónomos con empleados a su cargo.

03.09.2014


El Registro de Empresas Acreditadas nace mediante el artículo 6 de la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el Sector de la construcción, el cual dice

Artículo 6. A efectos de lo dispuesto en el artículo anterior, se creará el Registro de Empresas Acreditadas, que dependerá de la autoridad laboral competente, entendiéndose por tal la correspondiente al territorio de la Comunidad Autónoma donde radique el domicilio social de la empresa contratista o subcontratista.

material de construcción mallazoEl motivo que se esgrimió en 2006 para la creación del REA, es la alta siniestralidad en el sector de la construcción. Se entiende que una de las formas de bajar los niveles de siniestralidad, es que las empresas que trabajen en este sector tengan unos mínimos de calidad. Por ello, cualquier empresa que quiera trabajar en el sector de la construcción debe inscribirse en el REA. La función principal del REA es la comprobación de que las empresas cumplen con unos mínimos fundamentales en prevención de riesgos laborales, solvencia y calidad en el empleo.

Aquellas empresas que solo tengan contratos laborales de carácter temporal, no dispongan de una estructura y medios materiales mínimos o no hayan formado a sus empleados y gerentes en prevención de riesgos laborales, no podrán inscribirse en el registro de empresas acreditadas, y en consecuencia tampoco podrán ser contratadas en la construcción, ni como contratistas ni como subcontratistas. Podría pensarse que estas exigencias son discriminatorias con respecto a otros sectores en donde no hay requisitos para empezar a trabajar, sin embargo, la cifras de siniestralidad laboral en la construcción destacan sobre los otros sectores, obligando al legislador a tomar cartas en el asunto para minorar estos datos. La realidad es que cualquier empresa seria por pequeña que sea, podrá inscribirse en el REA sin problemas. Es importante mencionar, que la inscripción en el registro dura tres largos años, por lo que hay un claro intento por parte del legislador de evitar añadir cargas administrativas con carácter anual a las empresas. Sin embargo, esto que parece una ventaja se ha convertido en un contratiempo para algunas empresas pequeñas a las que se les ha olvidado por completo renovar su inscripción. Conseguir recordar que dentro de tres años hay que renovar el REA para algunos ha resultado ser más difícil de lo que parece.

Cabe destacar, que en algunas comunidades autónomas como Cataluña, cobran por la inscripción en el registro. Esto es porque hay un registro por cada comunidad autónoma, algo carente de sentido alguno. Y digo esto, puesto que la inscripción en cualquier registro habilita a trabajar en construcción en todo el territorio estatal. Es por ello, por lo que con un solo registro a nivel estatal habría sido suficiente, y así se habría ahorrado mucho dinero público en generar registros duplicados por doquier. Una vez hecha esta crítica, debo reconocer que la creación del registro de empresas acreditadas ha sido un paso adelante en la prevención y calidad de las empresas constructoras.

Todos los REA comenzaron a funcionar entre marzo de 2008 y marzo de 2009. Llama la atención que seis años después todavía nos encontremos en nuestro día a día con empresas que desconocen la obligación de inscribirse en el registro. Algunos piensan que esa obligación sólo le corresponde al contratista principal, pero la ley es muy clara al respecto: tanto contratistas como subcontratistas como autónomos con trabajadores deben inscribirse. Por fortuna cada vez son menos las empresas que desconocen el REA.

Es importante mencionar que aquellas empresas que hayan sido sancionadas por infracciones laborales podrían llegar a ser expulsadas del REA. Con el paso del tiempo, estimo que se deberían endurecer ligeramente los requisitos de acceso a este registro, en el sentido de limitar la inscripción de aquellas empresas cuyos gestores/administradores hayan sido sancionados por infracciones laborales repetidamente o hayan administrado varias empresas que hayan sido expulsadas del REA. Con esto evitaríamos que cada vez que alguien es expulsado de este registro, vuelva a inscribirse con otra sociedad al cabo de un par de meses; estoy hablando de administradores reincidentes en infracciones en prevención de riesgos laborales graves. Todo esto redundaría en una mayor calidad laboral de los trabajadores de las empresas del sector, y en consecuencia, en el cliente final de la obra.



Existe numerosa documentación sobre el REA, si bien, el siguiente enlace perteneciente al ministerio pueden encontrar unas preguntas frecuentes que responden a la mayor parte de las cuestiones sobre el REA: Preguntas frecuentes sobre el REA del Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Pablo Gacimartín